miércoles, 10 de mayo de 2017

ANTES DE SAN ISIDRO

La feria magna
Por Jorge Arturo Díaz Reyes. Cali, 10 de mayo 2017

Las Ventas. Foto: Jorge Arturo Díaz Reyes
Las Ventas abre su enorme feria. La más importante y la más larga de todas. 34 festejos incluidos los fuera de abono. Pero en honor a la verdad, su prestigio e influencia no han dependido nunca de su tamaño.

Siempre, corta o larga, desde la primera de solo cinco corridas inauguradas el 15 de mayo de 1947 por el toro “Capachero” de Rogelio del Corral, que valga recordar se le fue vivo con tres avisos a Rafael Ortega Gómez “Gallito”, todo cuanto pasa en ella cala más, repercute más y marca más el rumbo de la Fiesta. Sus días son los días en que Madrid se revalida como centro de gravedad en el orbe taurino.

Para bien o para mal todo allí gana peso. San Isidro da y quita. De las taquillas a las oficinas, de la boca de riego a la bandera, de la puerta grande a la chica, todo, hasta lo intrascendente, trasciende.

Estar, no estar, hacer, no hacer, dejarse ver, pasar inadvertido, triunfar, fracasar, afecta como en ninguna otra latitud. Torero ganadero, empresario, crítico, aficionado... nadie después de Madrid vuelve a ser el mismo. Plaza que imprime carácter y carga la máxima responsabilidad.

Esa fuerza centrípeta, esa primacía pontificia que antes (siete décadas ha) fue uniforme, a lo largo del año, es ahora estacional. Se multiplica por mayo y comienzos de junio; atención, medios, público, cultura, mercadeo, festejos y sobre todo el toro, el toro de Madrid. Es el tiempo mayor del templo mayor, en que la feligresía se congrega en su más alta densidad y rigor.

Cada tarde, la más alta concentración de aficionados por metro cuadrado en el mundo. De aficionados, digo no de gente que le gusta ir a toros, sino de aquellos a los que definía "Guerrita" con eso de que, es mucho más difícil hacer uno bueno que una figura del toreo.

Este año además con las expectativas incrementadas por el reto de su nuevo empresario Simón Casas, quien ha declarado sin ambages que viene a cambiar el toreo. Pues si ha de ser así, está en el sitio y el momento para demostrarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario