jueves, 25 de mayo de 2017

MADRID - 15ª SAN ISIDRO

Un perfume clásico
(Siguiendo a Barquerito)

Jueves 25 de mayo. Nada menos taurino que comer plátano en los toros. El Varón Dandy. Confirmación de puerta grande. Dos estocadas mayúsculas. 23.000 en la plaza.

Enviado por Ignacio Álvarez Vara: “Un perfume clásico de Madrid era el llamado Varón Dandy. La marca ha sobrevivido y creo que su imagen también. No me entretengo con los perfumes. Adolfo Domínguez y punto. Los perfumes de los años 40 y 50 eran tan agudos, y los llegué a tener tan reconocidos en las perfumerías donde se vendían a granel, que nada más sentarse en el palco de al lado un señor de algo más edad que yo, la pituitaria saltó como los muelles de las cajas de sorpresa. La colonia y la loción para después del afeitado, todavía más penetrante que el perfume. Y estuve a punto de levantarme y gritar: ¡Varón Dandy, Varón Dandy! Sin mirar más ni a nadie. El señor del perfume sacó tras arrastrarse el tercer toro un bocadillo de jamón, no sé si de York. Seguramente, porque el de York no tiene aroma. Y si lo tiene, el Varón no perdona. Después del bocadillo, un plátano que traía camuflado en papel de plata. No he visto nada menos taurino que comerse un plátano en los toros. Por eso prohibieron las corridas en Canarias. ¿Y la cáscara de plátano? .”
  
Reseña: Jueves 25 de mayo, 15ª de feria. Casi lleno. Seis toros de Núñez del Cuvillo, 525 kilos promedio, bien presentados, encastados y yendo a más.   
El Juli, oreja y saludo.
Álvaro Lorenzo, saludo y saludo tras aviso.
Ginés Marín, saludo tras aviso y dos orejas palmas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario