lunes, 1 de mayo de 2017

SIGUIENDO A BARQUERITO IV 28 17

Sevilla viernes
(5ª de abono)

Bajo la lluvia, desde San Eloy, “la calle más provinciana de Sevilla”, a la Sierpes donde Ignacio escucha una conversación indiscreta y retorna por la Alfalfa. Para luego tomar su mismo antiguo camino del hotel de la Candelaria al Arenal.  

“…En la puerta del museo de la Maestranza he pasado un largo rato contemplando carteles y comprobando, de paso, el número de novilleros que desde 1992 acá se han quedado en el camino. No sé cuántos. Me cansé de contar.

Una manzanilla en el Antonio Romero de la calle Gamazo. Y a Trifón. Para escuchar cosas de taurineo. Tanta charla que me quedé sin catar las anchoas mariposa. Todo en orden.. , .”

Adentro, tres cuartos o más de plaza, y en el ruedo un As de espadas; Manzanares, que primero recibiendo y luego al soberbio volapié, cerró con premio de sendas orejas dos faenas de música y predicamento. Abiertas, a la moda, tandas erguidas y desahogadas, espaciadas con pausas y paseos.


Bellos pero con poco fuste los juanpedros hicieron pasar a Ponce silenciado y con doble saludo a López Simón quien derrochó un valor atornillado toda la tarde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario