lunes, 26 de junio de 2017

15 ARGUMENTOS EN DEFENSA DE LA FIESTA

Asotauro al Senado Colombiano
(Emiliano Sierra Coymat)

En nombre de la ASOCIACIÓN PRO DEFENSA DE LA FIESTA BRAVA “ASOTAURO”, entidad de la cual soy su representante legal, me permito solicitar a Usted, de la manera má comedida y respetuosa, su voto negativo al proyecto 164 de 2017 que pretende eliminar las corridas de todos en el territorio nacional.
Muchos son los argumentos de orden filosófico, histórico y jurídico que sustentan nuestra solicitud pero, en gracia de la brevedad, me permito reseñar los siguientes:
1.- El proyecto vulnera los derechos fundamentales de las personas aficionadas a la Fiesta Brava, tales como la libertad de elección para asistir o no a los espectáculos taurinos, y el derecho al libre desarrollo de su personalidad, ya que en la Tauromaquia se aprecian valores como el coraje, el sacrificio, la responsabilidad, así como otros de carácter estético.
2.- Es inherente a la Democracia el respeto a las opiniones ajenas y las garantías a las minorías. No se puede construir un sistema democrático sobre la base de la intolerancia y de la imposición del pensamiento de unos sobre el resto de la sociedad, por la fuerza de la ley.
3.- La prohibición solo se justifica cuando el bien jurídico que con ella se trata de proteger prima sobre el derecho a la libertad de todos los ciudadanos.
4.- La prohibición afecta al derecho a la libre empresa de quienes se dedican a organizar eventos taurinos, criar ganado de lidia y suministrar los bienes y servicios que requiere esta actividad. Asimismo, vulnera el derecho a la libertad de trabajo de todos los profesionales y trabajadores que derivan su sustento del toreo, de los hatos donde se crían las reses de lidia, de las plazas de toros y de todo el engranaje necesario para este espectáculo.
5.- La Tauromaquia es una expresión artística por definición y porque reúne en sí misma todos los elementos para catalogarse como arte. Ha inspirado las más bellas obras en la pintura, la escultura, la música, la literatura y es, por lo tanto, deber del Estado protegerla en lugar de prohibirla.
6.- El arte del toreo está ligado a nuestra historia desde la época de la colonia hasta nuestros días. Hay reseñas históricas de corridas que se realizaban para homenajear a los representantes de la Corona, o en las fiestas religiosas. Es parte de nuestra tradición que no se puede abolir mediante una norma prohibicionista.
7.- Nuestra nación se ha formado mediante una amalgama pluri-étnica: española, indoamericana y africana. Los tres legados deben ser respetados por la ley pues hacen parte de nuestra cultura y de nuestra identidad como nación. La Tauromaquia, junto con la lengua y la religión, hacen parte del legado ibérico que vino a enriquecer nuestro patrimonio cultural.
8.- Se basan las propuestas prohibicionistas en un error de carácter científico. Los toros de lidia no sufren dolor ni estrés durante la lidia. Su sistema nervioso es diferente al del resto de especies y genera, ante un estímulo exterior tal cantidad de beta-endorfinas que bloquean de inmediato el dolor. (Estudios realizados por el profesor Juan Carlos Illera del Portal, Director de Fisiología Animal en la Universidad Complutense de Madrid).
9.- No es cierto que la asistencia a las corridas de toros traumatice a los niños, como afirman los enemigos de la Tauromaquia. En el estudio “Posibles repercusiones psicológicas de las corridas de toros en niños menores2 publicado por el Defensor del Menor en la Comunidad de Madrid (23 de julio de 1999) se concluye: ”No hay bases suficientes para sustentar científicamente una medida como la prohibición de entrada de los menores de 14 años en las plazas de toros” .
10.- En las corridas no hay tortura al animal como quieren mostrar los enemigos de las mismas. La tortura cosiste en hacer sufrir voluntariamente a un ser humano indefenso para conseguir un beneficio a cambio . Es todo lo contrario a lo que es la esencia de las corridas, donde se busca que el toro pelee como es su naturaleza. Para eso existe. Y no hay lugar a la indefensión, pues el torero en todo momento está arriesgando su propia vida.
11.- Atentan contra la ecología quienes propugnan por la desaparición de las corridas, pues ello acarrearía la extinción de la especie del toro de lidia. Este es criado únicamente para ser lidiado en la plaza y no es económicamente viable dedicarlo al aprovechamiento de su carne o como productoras de leche las hembras de su especie.
12.- Faltan a la verdad quienes afirman que son las corridas de toros generadoras de violencia. No se presentan en los eventos taurinos las agresiones y manifestaciones violentas que con frecuencia se observan en los estadios de fútbol, por ejemplo.
13.- La Tauromaquia es objeto de reflexión de la “alta cultura” Basta con recordar pintores como Francisco de Goya, Salvador Dalí, Pablo Picasso, Fernando Botero, Edouard Manet, Gustave Doré, Joan Miró, Ignacio Zuloaga. O en la literatura, escritores como Luis de Góngora, Miguel de Cervantes, Fernández de Moratín, Prosper Merimée, Theophile Gauthier, Manuel Machado, José Bergamín, Federico García Lorca, Ernest Hemingway, José Ingenieros, Miguel Hernández, Lope de Vega, Gerardo Diego, Rafael Alberti, Ortega y Gassett, Camilo José Cela, Carlos Fuentes, Blasco Ibáñez o Mario Vargas Llosa.No son éstos ningunos “bárbaros” por el hecho de que hayan sido admiradores de la Fiesta Brava.
14.- La realización de espectáculos taurinos genera, por sí sola, multitud de empleos directos e indirectos, y es un factor de desarrollo del comercio, los servicios y la economía de pueblos y ciudades. No está el país en la situación de desestimular el desarrollo económico y las fuentes de empleo.
15.- La evolución de la sociedad actual está orientada hacia el respeto por la diversidad cultural y la tolerancia por las diferentes opiniones. Respetamos la sensibilidad de quienes no gustan de las corridas de toros, pero ello no olos autoriza para imponer a toda la sociedad sus opiniones y criterios.
En conclusión, hacemos un llamado a que impere el respeto a la Democracia, la garantía de los derechos de los aficionados, la protección al patrimonio cultural de la Nación y la tolerancia con las opiniones ajenas. Por lo tanto solicitamos sea archivado el proyecto .

EMILIANO SIERRA COYMAT
Director Ejecutivo

No hay comentarios:

Publicar un comentario