jueves, 1 de junio de 2017

MADRID - 22ª SAN ISIDRO

Picasso vivió en Madrid
(Siguiendo a Barquerito)

Jueves 1º de junio. La cabeza de Goya y los restos completos de Velásquez están perdidos. Brillantes cosas de Cayetano. Un torero desanimado. El otro confirma.

Enviado por Ignacio Álvarez Vara: “Picasso vivió en Madrid poco menos de un año. Entre 1898 y 99. Goya y Velázquez, en cambio, fueron vecinos fijos no menos de treinta años cada uno y aquí están enterrados los dos. Enterrados de aquella manera, como dicen los catalanes para criticar las formas.

Los restos de Velázquez no se remitieron como los de Cervantes a un osario común de parroquia, pero al despejarse en 1809 los contornos del Palacio Real para abrir plazuelas a costa de tirar conventos y casas de cortesanos, la fosa cayó bajo un alud de piedras de derribo y nunca más se supo. En la Plaza de Ramales, el otero frente a la plaza de la Armería, consta una placa que da fe de que por alli estarán los restos de Velázquez. Los huesos molidos de sus manos, la luz de sus ojos, su acento portugués, su sensibilidad romana, su amor por los cielos de Guadarrama. Sic transit gloria mundi.

Goya murió en Burdeos y allí fue enterrado. Lo reclamaron al cabo de los años como lo que era, gloria nacional, y trajeron los restos para resepultarlos en la Florida, en la pequeña pero hermosa iglesia de San Antonio cuyos frescos pintò. Los frescos de San Antonio son uno de tantos asombros de Goya. Cuando abrieron el ataúd de vuelta de Burdeos, se descubrió que el cuerpo venía sin cabeza. ¡La cabeza de Goya, santo Cielo...!  Nunca apareció. Por eso hay tantos bustos de Goya repartidos por la ciudad. Y dos estatuas sedentes de categoría: una en el Prado y otra en la Florida. En la Florida no hay turistas casi nunca y el río, canalizado, pasa casi detrás. El puente de la Reina Victoria es de los mejores de Madrid. Lo cruzan dos autobuses de línea: el 41 y el 75. Había una gasolinera propiedad de Carlos Franco, el pintor que hizo este año el cartel de la feria de Sevilla. Un cartel con resonancias goyescas, velazqueñas y picassianas. Ya no está la gasolinera. Carlos pintó los frescos de la Casa de la Panadería en la Plaza Mayor. A mí me parecen una maravilla pero cuesta verlos bien en ese encuadre barroco algo pesado. Y en ese ambiente de turistas en bloque.  

Picasso vivió en la calle de San Pedro Mártir esquina con la de Soler y González, junto a Tirso de Molina, y en un edificio de cinco alturas de viviendas de finales del XIX. Hay cuatro mosaicos de Lola Galán en otros tantos vanos de ventanas cegadas, hileras de arriba abajo, todos los cuales tienen motivos de Picasso. Es un homenaje informal. En esa casa nació el actor José Isbert diez años antes de que Picasso pasara tan de paso. Ahora lo reclama Lavapiés como artista propio. No sé qué decir.”
  
Reseña: Jueves 1º de junio. 22ª de feria. Lleno total. Cinco toros de Juan Pedro Domecq, 5º de Juan Manuel Criado Holgado de 539 kilos promedio, protestados, nobles pero bajos de raza y fuerza.   
José María Manzanares, palmas y siencio.
Cayetano, silencio y saludo tras aviso.

Joaquín Galdós, confirmación, saludo tras aviso y silencio tras aviso. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario