lunes, 5 de junio de 2017

MADRID - 26ª SAN ISIDRO

Paralelo 38
(Siguiendo a Barquerito)

Lunes 5 de junio. Lo que cuentan los almadraberos de Barbate y Zahara. El atún rojo es muy apreciado en Japón. Un triunfo limpio. Una corrida difícil. Banderas a media asta por Londres.

Enviado por Ignacio Álvarez Vara: “Más coreanos que nunca en una corrida de San Isidro. Casi cien. Repartidos en tres grupos de veinte o treinta. Tendido 1. Los primeros entraron siguiendo una guía de agencia con bandera amarilla. Los otros dos bloques vinieron sin guía. Serían de otra agencia más económica. Todo el razonamiento de ayer sobre las almohadillas se vino abajo. Entraron sin ellas. Sigo creyendo que el mejor asiento es la almohadilla de plumas, única en su género. ¡Por un euro y veinte céntimos! Los operadores turísticos que trabajan con Corea (del Sur, por supuesto) deberían retomar el buen uso de las almohadillas. Me ha llamado la atención que los coreanos (y coreanas) -tenía justo debajo una fila de treinta- aplauden las estocadas. Ya dije que los japoneses, por el contrario, suelen bajar la mirada a la hora del sacrificio. Los pueblos instalados en archipiélagos volcánicos por encima del paralelo 38 tienen otra manera de ser. Creo que es efecto de la luz marina y las cumbres nevadas de los volcanes dormidos.

He oído contar a almadraberos de Barbate y Zahara que el tratante japonés que viene en busca del atún rojo -una de las exquisiteces de la cocina del país- es de una formalidad incomparable. Gente de palabra. En Radio 5 Todo Noticias escuché esta tarde un reportaje muy bonito con un cocinero español, riojano, que, enamorado de la cocina japonesa, decidió irse a vivir a Tokio para aprender las artes del sushi. Diez años. Uno de los grandes maestros del corte lo acabó aceptando y teniendo por discípulo predilecto. Ahora vive en Logroño y tiene un restaurante donde solo se atiende a diez comensales. Me ha gustado entender que la cocina es manjar t materia sagrada en Japón. Pero en mi barrio empiezan a proliferar los restaurantes coreanos. Basta con ver dos cartas, una coreana y otra japonesa para entender de golpe todas las diferencias que a propósito de las almohadillas de las Ventas se hacen tan evidentes. Por lo demás, en Radio Clásica he escuchado música popular coreana muy refinada. Mucho más que la china. No sé si la japonesa. Y, anoche, noticia de que el 1 de julio va a haber en la plaza de toros de Jerez de la Frontera un concierto flamenco que será posiblemente el summum.”
  

Reseña: Lunes 5 de junio.  26ª de feria. Dos tercios de plaza. Seis toros de Dolores Aguirre (María Isabel Lipperheide Aguirre), bien presentados, difíciles y a menos. Rafaelillo, silencio y silencio. Alberto Lamelas, palmas tras aviso y saludo tras aviso. Gómez del Pilar, oreja tras aviso y silencio tras aviso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario