viernes, 9 de junio de 2017

MADRID - 30ª SAN ISIDRO

Orientales
(Siguiendo a Barquerito)

Viernes 9 de junio. Lo único que no entiendo de los japoneses que visitan España es su pasión por la paella valenciana. Una faena soberbia. 22.000 almas. Minuto de Silencio por Echevarría.

Enviado por Ignacio Álvarez Vara: “Los filipinos son muy simpáticos. Simpatía natural cuando es filipino campero. El tagalo herido es como el toro herido en el campo: huele la sangre y se pone fiero. Ponerse fiero es como ponerse el cuchillo entre los dientes. Los archipiélagos colonizados por la Compañía de Jesús.-Japón, las Islas Filipinas, supongo que las Marianas también-  fueron mucho más receptivos con la cultura barroca que los territorios que no lo fueron. El birmano es misterioso, como sucede en los países de jungla..La historia contemporánea de Camboya -los años de los jemeres rojos- se tiene por la más sanguinaria jamás conocida. La jungla sembrada de minas. El vietnamita es amable pero orgulloso. Hay un restaurante vietnamita en la calle de las Huertas. Tiene buena pinta. Donde estaba el Isadora. En ese tramo primero de Huertas junto  a las traseras de la parroquia de San Sebastián los negocios de hostelería no acaban de prosperar. Ojalá que los vietnamitas lo arreglen. El hijo mayor de unos grandes amigos míos vive ahora en Hanoi y dice que la comida es excelente. Influencia francesa. En Bayona de Francia hay una pequeña colonia de indochinos de los años coloniales. Un restaurante en la margen izquierda del río Nive, entre las rues de Pannecau y de Toneliers, está siempre lleno. Vietnam tiene más de cincuenta millones de habitantes. Indonesia, más de 200.

Dicen que dentro de cincuenta años la mayoría de la población del planeta será africana. Y luego, los asiáticos de rasgados ojos. O no tan rasgados, como los filipinos de eternas sonrisas y risitas felices. En Singapur se gobiernan las finanzas de medio mundo. Una sobrina mía vivió un año en el Timo Oriental. El arroz es el pan nuestro de cada día. Lo único que no entiendo de los japoneses que visitan España es su pasión por la paella valenciana.  

Y Japón. Punto y aparte, Los japoneses inventaron el silencio y los jardines, el ocaso y el alba, los rios, los montes, la nieve y el mar. El sol naciente de color escarlata sobre un fondo de ópalo y siete u ocho haces de rayos encendidos como llamas.   ”
  
Reseña: Viernes 9 de junio. 30ª de feria. Casi lleno. Cinco toros de Adolfo Martín, 531 Kilos promedio. Parejos bien presentados y complicados.
Antonio Ferrera, silencio y ovación tras dos avisos. Juan Bautista, silencio y silencio. Manuel Escribano, silencio y silencio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario