martes, 11 de julio de 2017

7ª SAN FERMÍN

Entrega e infortunio
(Siguiendo a Barquerito)

Martes 11 de julio. 50 años de la alternativa de Robert Ryan. Cayetano triunfante. Roca Rey herido. Perera malogra la mejor faena. Un extraordinario jandilla.

Enviado por Ignacio Álvarez Vara: “He estado contando los bancos de la plaza del Castillo a una hora en que no había sentado casi nadie y tengo que corregir un comentario gratuito de antier. Dije que había más bancos en la plaza de San Francisco, y no. No es no. ¡Nooooo! Es que en la del Castillo hay no menos de trescientas plazas de asiento, o en bancadas de diez plazas o en las corridas de treinta.

Creo que Pamplona es la ciudad española con mayor proporción de bancos de madera, y de piedra también, por habitante. En Carlos III alternan los de piedra y madera casi a la par. El tramo entre Merindades y Cortes de Navarra está infestado de feriantes y casetas, y solo en la boca ya de la plaza se mantiene fresco un parterrito de flores de verano siempre frescas, siemprevivas, pensamientos, begoñas. Muy poco si te acuerdas de aquella mediana de césped donde te echabas a dormitar después del encierro, a veces sin haber pasado por una cama en largas noches sin tregua y esperando tan solo el canto de la aurora. Y el cohete de las ocho en punto, campanadas de San Cernin y a correr. A correr o a pegarse a una pared contemplando la manada. ¿De Miura? De  Miura también.

He ido a los toros con bastante tiempo y he ido contando los bancos de la Media Luna plantados en la senda de ronda desde donde se divisa tanta tierra por delante. Ha sido un día de luz clarísima y prístinos cielos. Los cogollos urbanos, sobredificados de la Chantrea son duros de ver. Como los de la Rochapea desde el paseo de Ronda. Pero, sabiendo que la Rochapea fueron huertos feraces hasta hace no tanto, basta con un poco de fantasía. Se divisa la carpa de un circo. Las atracciones de feria son ruidosísimas incluso a mediodía. Hay una montaña rusa tan temible como su ruleta hermana. Las atracciones de feria las carga el diablo. Y la ruleta rusa también. No dispares. Con que apuntes me basta.

Las huertas tan bien labradas y los invernaderos de la Magdalena parecen tierra tejida, trama de tricotar. Desde la Media Luna se pueden contemplar un criadero y picadero de caballos, que esta mañana no paraban de moverse, y esa pasarela japonesa sobre el Arga que une a pie dos mundos tan distintos -Pamplona y sus satélites- como los de la llamada cuenca de Pamplona. La cuenca del río Arga, que esta mañana ni bajaba ni subía. Como el agua de los estanques de apenas fondo. Es mejor ver el Arga en Burlada -en La Nogalera- o en Huarte. Verlo y oírlo.

Me he estado un rato largo estudiando la maqueta en madera de Pamplona que en 1900 realizó para no sé si el Ayuntamiento un Luis María Sarasola. La maqueta se expone en el atrio del Archivo de Navarra, levantado donde fue y estuvo el castillo real, en el alto mayor de la ciudad, dentro de la muralla y cara a Francia. Las murallas de Pamplona no se empezaron a demoler -la parte demolida, se entiende- hasta 1915. Las obras de reforma y apertura acabaron en 1921. Seis años tirando piedras de muros y baluartes. En la maqueta aparece la vieja plaza de toros decimonónica, y un recorrido de encierro con final distinto del de ahora, porque la plaza nueva, de 1922, está construida sobre un paso de muralla entonces inaccesible. La división de Pamplona en tres burgos separados y distintos, casi castas -la Navarrería, San Nicolás y el burgo de los Francos- se refleja muy bien en la maqueta. Las huertas de Santo Domingo eran ya en 1900 las corraletas de los toros de San Fermín. Las arterias lineales -Estafeta, la calle Mayor y  Eslava´se distinguen muy bien.

Qué bonita es la iglesia de San Nicolás, mi preferida. Pero me gustan las dos torres de San Cernin más que cualesquiera otras. Como Pamplona es una ciudad meseta, el ferrocarril se trazó por la orilla del Arga. Y está lejos.

En el termómetro de la Óptica Rouzaut, en la calle Chapitela, marcaba 21 grados a las 11 de la mañana, presión atmósferica de 769 milibares. Por la tarde hizo mucho calor. Comí como y donde puede una sopa de pescados sabrosa y un trocito de merluza a la plancha de carne blanca como la nieve del FujiYama. Es que vi a dos peregrinos japoneses equipados como para escalar los Himalayas en la calle Mercaderes, y no sé si me dio pena o me produjo admiración. Menos peregrinos de Santiago este año, pero más previsores

Anteayer se cumplieron cincuenta años de la alternativa de Robert Ryan en la monumental de Tijuana. Es singular la emoción de poder celebrarlo. (En FAcebook hay unas cuantas fotos.relevantes) VIvan los toreros de California! Vivan! (Los toreros artistas, o sea...)    ”

RESEÑA DE LA CORRIDA
Pamplona. Martes 11 de julio. 7ª de feria. Herido Roca Rey, Cayetano triunfante. Perera firma la faena de más calidades de la tarde y la feria. Un toro extraordinario de Jandilla. Temeridades e infortunio del torero peruano. Entrega de Cayetano, el público entusiasmado con él
Cinco toros de Jandilla y uno 1º de Vegahermosa (Borja Domecq Nogueras).
Miguel Ángel Perera, silencio y saludos tras un aviso. Cayetano, oreja y oreja tras un aviso. Roca Rey, oreja tras un aviso y, herido por el sexto en la reunión con la espada, oreja que recogió la cuadrilla. Cornada de 10 cms. en el muslo izquierdo con destrozos musculares.

Dos grandes pares de Iván García al quinto toro. Banderillearon bien Curro Javier y Joselito Rus.

No hay comentarios:

Publicar un comentario