domingo, 13 de agosto de 2017

SAN SEBASTIÁN 2ª

Los dos Adame
(Siguiendo a Barquerito)

Domingo 13 de agosto. Las vértebras de San Sebastián. Joselito Adame borda gran faena y su menor hermano Luis David salea hombros. Serio debut en corrida en toros del Parralejo.

Enviado por Ignacio Álvarez Vara:San Sebastián es una ciudad mal vertebrada. Les sucede a todas las ciudades crecidas en torno a una bahía y a un puerto pesquero. La llamada Parte Vieja es la ciudad original fortificada. El cogollo de la ciudad primitiva tiene armazón propia. Las vértebras en su sitio. El espacio más logrado y armónica de San Sebastián es la Plaza de la Constitución. Perfecto el rectángulo, muy brillante el caserío, buena pieza el antiguo Ayuntamiento.

Ha desaparecido el bar Astelena con sus croquetas de bacalao. Ahora se dice "líquidas" de algunas croquetas. Estas eran sólidas, líquidas y gaseosas. Se despachaban por una ventana que daba al soportal norte. Me ha parecido ver que en lugar del Astelena hay un gastrobar muy a la page. No croquetas. En el Antiguo, en el renovadísimo Oliyos, calle de la Escolta Real, ha desaparecido de la carta la singular sopa de pescado. Hay un caldo de pescado sustitutorio. A falta de pan...

Volviendo a las vértebras, lo que en el fondo articula la ciudad es el rio, tan saneado y ancho, espléndido cuando crece la marea, apacible cuando baja. Pero es que por lo que fuera costó un mundo que la gente aceptara el valor del río. El célebre Urumea, que traía en tiempos espumas y hedores de fábricas de papel. Ya no. En la margen derecha, el tendido del ferrocarril del Norte, ¡Qué pobre edificio la estación con su marquesina francesa! Todo lo que se ha construido en esa margen es opaco y triste. En lo que fue el estadio de Atocha se ha construido sin gracia. Los dos puentes son de mucho pensar. Uno, de influencia francesa muy cargante. Otro, más circunstancial.

Si no llega a ser por el genio de Rafael Moneo y sus maravillosos cubos del Kursaal, San Sebastián parecería una ciudad antigua y fósil. Me refiero a sus sucesivos ensanches: Gros, Amara, y hasta la zona de Urbieta y San Martín, que es ahora la columna vertebral de la ciudad. El Bulevar es una terminal de autobuses. La Avenida, una calle de paso. La plaza de Guipúzcoa, un jardín pretencioso. Como vivo en el Antiguo hace años, diré que el barrio es ajeno a San Sebastián, que la calle Matía es la mejor del mundo, que la playa de Ondarreta es infinitamente más saludable que la plagada Concha, y que al ir creciendo hacia Venta Berri el mundo se nos a ido estirando pero sin desprenderse del todo. Han plantado muchos castaños.

Y, luego, esas tres cosas que sobran: el castillo de Igueldo, el Cristo de piedra de Urgull y el terrible edificio del Seminario. Al puerto, tan interesante, le falta músculo. Al paseo Nuevo le sobra. Esas olas de invierno, oh...!  ”

RESEÑA DE LA CORRIDA
Domingo 13 de agosto. 2ª de Semana Grande. Templado, soleado. Cerrado el párpado de la cubierta. 4.000 almas. Dos horas y treinta y cinco minutos de función.
Seis toros de El Parralejo (José R. Moya). El quinto, Rabanito, Nº 41, premiado con la vuelta en el arrastre.
Joselito Adame, oreja y vuelta tras un aviso.
López Simón, saludo tras un aviso y oreja tras un aviso.
Luis David Adame, oreja y oreja.

No hay comentarios:

Publicar un comentario